SmartGolf
Cargando

Jon Rahm: "Soy un gran creyente en el karma y sabía que se avecinaban grandes cosas"

El campeón se mantuvo positivo cuando hace dos semanas fue descalificado cuando lideraba el Memorial por Covid19

Compartir

Casi sin apenas tiempo de digerirlo, después de haber abrazado a su caddie Adam Hayes en el campo de prácticas, a su mujer Kelley y al pequeño Kepa, Jon se explicó ante las cámaras de la televisión americana. "Yo creo mucho en el karma y cuando me pasó hace dos semanas lo del abandono en el torneo (el Memorial cuando lideraba por seis golpes de ventaja) quise ser positivo y pensar que algún día esto me volvería de otra forma. Sentí que las estrellas se alineaban".

Rahm tuvo presente siempre la figura de Seve. "Hablamos mucho de él por el Masters o el British, pero intentó muchas veces ganar este torneo y no pudo. Sabía que mi mejor golf estaba por venir y desde el inicio del día me sentí como en un cuento de hadas que iba a tener un final feliz. Bajaba por la calle del uno y notaba una atmosfera especial. Es la razón por la que jugué tan agresivo porque notaba que era mi día"

La guinda del pastel

Ya más reposado, expresó que era "increíble verse al lado de este trofeo cuando estábamos en el hoyo 15 le dije a mi caddie: dos tres y dos cuatros ganan el torneo. Y salió. Que haya sucedido en Torrey Pines es la guinda del pastel. La otra vez que había ganado aquí acabé birdie y eagle y sabía que podía tener un buen final".

Jon recordó que la victoria hace un par de semanas de Phil Mickelson en el PGA -se devolvieron los honores y fue el primero en felicitarle- le sirvió de "inspiración. Ya había estado cerca y sabiendo cómo había jugado los domingos en los últimos grandes, sabía que podía estar cerca. Y parecía que estaba escrito que sólo me podía pasar en Torrey Pines".

Contó Jon que intentó no mirar qué hacían los demás. "Pero el público no ayudó y me iba informando de todo lo que estaba pasando. Así que decidí afrontarlo y había tal calidad de nombres que pensé que el ganador iba a llevarse una edición con un buen puñado de estrellas. Eso ocurrió en el 10. Sabía que tenía que pasar como fuera los dos siguientes hoyos y luego tendría oportunidades en los cinco últimos".

El campeón reconoció haber estado "nervioso en los hoyos finales, pero nunca perdí la fe en que podía ganar. Antes de venir a Torrey Pines, en el PGA, noté un cambio en mi actitud. No sé cómo explicarlo. Seguramente por el hecho de que quiero que mi hijo se sienta orgulloso de lo que he hecho. Eso ya se notó en el Memorial. Y luego, pues cuando llegué intenté relajarme pensando: bueno, has tenido Covid. Si no salen bien las cosas, tienes una excusa".

Y acabó elogiando a Phil MIckelson, del que se considera prosélito, y que "demostró en el PGA que algunos estaban equivocados. Yo, en mi pequeña carrera, he hecho historia en mi país y espero haber demostrado que algunos se equivocaban también".

Fuente: Marca

Enviar por mail
Compartir en Facebook
Comentarios de los miembros
Atencion Para dejar un comentario es necesario estar registrado en SmartGolf.

Quiero registrarme

Ya estoy registrado, quiero iniciar mi sesión