SmartGolf
Cargando
Nota de Golf

“Bloqueo” del swing en el Downswing

Es muy frecuente ver que el jugador aficionado se queda “bloqueado” en el downswing.

Compartir

Incluso Tiger Woods tuvo ese problema en la temporada del 2004, cuando era frecuente verlo perder los fairways muy por la derecha. Los analistas propusieron varias hipótesis al respecto, sin embargo, el hecho era que Tiger no lograba pasar el palo correctamente en el downswing porque se encontraba con que el lado derecho de su cuerpo (en especial su cadera derecha) obstruía el paso del palo al comienzo del downswing, un poco antes del momento de impacto.

La tremenda habilidad de Tiger y su magnífico estado físico le permitían hacer las compensaciones necesarias para mantener su juego en orden, sin embargo, los aficionados no podemos “compensar”  un error con tanta facilidad y por lo tanto tendremos mucha dificultad para impactar la pelota de forma sólida y consistente si nos quedamos bloqueados, es decir, si dejamos que la cadera derecha se atraviese en la ruta del palo en el downswing.

Pues bien, es relativamente fácil detectar un defecto mecánico en un swing de golf si el ojo del observador está bien entrenado y mucho más fácil si utilizamos los sistemas de video actuales. (Hasta el celular te puede servir!!) Lo que no es tan simple es encontrar la causa de dicho defecto y de este modo la solución.

La realidad es que la etiología de este tipo de bloqueo del swing está en un movimiento incorrecto de las caderas durante el downswing. El problema mayor consiste en que la mayoría de las personas no entienden cómo es el movimiento que deben realizar con
la cadera derecha para hacerlo de forma correcta. No se trata de girar las caderas desde el tope del backswing, como muchos podrán creer.
Para ser más exactos, en el swing clásico (con desplazamiento del peso sobre el lado derecho durante el backswing), el primer movimiento del downswing deberá ser un leve desplazamiento de las caderas hacia el objetivo (no un giro), para iniciar la transferencia del
peso a la izquierda y así permitir que los hombros y brazos “caigan” al slot, y de allí, puedan disparar a través de la pelota tan fuerte como se desee.

Si lo primero que hacemos en el downswing es girar las caderas, estas se atravesarán en la ruta del palo y tendremos el bloqueo del que venimos hablando.

Ahora bien, si no estamos utilizando el swing clásico, sino que estamos haciendo el swing de
“stack & tilt”, al inicio del downswing no será ni siquiera necesario desplazar las caderas hacia el objetivo (pues el peso ya está sobre el lado izquierdo), sino que en el tope del back ya estamos listos para disparar a través de la pelota. Esta es una de las razones por las que
este swing es tan simple y se está volviendo tan popular en el tour de la PGA y en el mundo.

Cuando ponemos las caderas fuera de posición en el downswing el pie derecho se levantará del piso demasiado rápido, las caderas se moverán hacia afuera y la cadera derecha se convertirá en un obstáculo para el plano del swing.

Cuando esto sucede, lo que puede pasar es lo siguiente:
 
- Si hacemos el swing fuerte bloquearemos o cortaremos la pelota hacia la derecha. Esto se siente como si estuviéramos impactando la pelota cerca del cuello del palo, produciendo incluso golpes laterales de manera ocasional.
 
- Si hacemos el swing lento tendremos un pull (hacia la izquierda por supuesto). Se siente como si impactáramos la pelota con la punta del palo o incluso con el cuello si la cara está cerrada.

- Si el timing es perfecto podremos pegar un tiro decente, sin embargo tendrá algo de fade o de draw hacia el final. A veces obtendremos un draw cuando queremos fade y vice-versa. La
razón por la que los tiros parecen incontrolables es porque tenemos que manipular el encuadre de la cara del palo con las manos, lo que es casi imposible de hacer de forma consistente.

Para visualizar la posición correcta de la cadera derecha, debemos imaginárnosla girando hacia adentro, como si la estuviéramos sosteniendo hacia atrás durante el impacto. Esto se parece mucho al movimiento que hace Tiger en el comercial de Nike en el que juega con la pelota rebotando en el palo y luego la tira hacia el aire y hace un swing para golpearla:
 
 
Vemos muy bien como la parte de adentro del pie derecho se enrolla hacia adentro y, a través del impacto, permanece pegada al piso por un tiempo más largo. Esto le permite al palo un plano consistente y por dentro de la pelota. Es obvio como la cadera derecha no obstaculiza para nada el desplazamiento del palo en el downswing.

Hay un ejercicio que nos permite simular la posición de piernas y caderas de Tiger en el famoso comercial de Nike para sentir lo que venimos discutiendo. Este ejercicio ha sido utilizado también por David Leadbetter para controlar las manos hiperactivas, sin embargo, en
este caso lo vamos a hacer para “sacar” la cadera derecha de la ruta del palo durante las primeras fases del downswing.

Se trata de modificar el stance, de modo que el pulgar del pie derecho esté en línea con el talón del pie izquierdo:

 

Lo que viene luego es que, manteniendo encuadrada la alineación de los hombros, hacemos un swing para notar como, durante el downswing, el pie y la cadera derecha se enrollan de forma natural, permitiéndole al palo hacer el swing libremente, llegando hasta un finish balanceado.

La siguiente foto representa esta acción utilizando la mano izquierda para dar la impresión de la cadera enrollándose hacia adentro:
 

Desde este otro ángulo vemos como la cadera derecha no se salió hacia afuera y el palo encuentra un plano natural y fácil en el downswing.

 

Si miramos con cuidado vemos como el lado derecho del jugador se encuentra incluso detrás del izquierdo.


 
Enviar por mail
Compartir en Facebook
Comentarios de los miembros
Atencion Para dejar un comentario es necesario estar registrado en SmartGolf.

Quiero registrarme

Ya estoy registrado, quiero iniciar mi sesión

Ranking

Notas más leidasNotas más comentadas