SmartGolf
Cargando
Nota de Golf

¿Hay dobles-bogeys en tu juego?

Es muy fácil perder la concentración en un torneo después de hacer un doble o triple-bogey en el campo de golf.

Compartir

Para la mayoría de los golfistas, un doble o triple es a menudo seguido por otro igual en el siguiente hoyo. Y es precisamente por ello que constantemente escuchamos a golfistas diciendo cosas como: «¡Oh!, pude haber roto el 90, pero hubo tres hoyos consecutivos donde tiré doble, triple y doble. Si tan solo hubiese logrado bogey en esos hoyos, habría tirado en los 80.

Sin embargo el Jugador, cuando experimenta un doble o triple, a menudo responde con un birdie, par o en el peor de los casos, con bogey. ¿Por qué sucede esto?

Es más fácil de entender el por qué el Jugador es exitoso después de un mal hoyo, que hablar del porqué el golfista frustrado se frustra aún más y empieza a coleccionar dobles y triples como si fueran estampillas.

El Jugador entiende que el doble y el triple son partes del juego y tendrán que llegar eventualmente. Él no quisiera hacer esos números, pero entenderá si estos surgen. Nadie es perfecto.

Lo que hace al Jugador diferente es el volver a concentrarse tras un mal hoyo. Él no siente que deba hacer birdie en el siguiente hoyo o que tenga qué subirse de dos golpes al green si se trata de un par 5. El Jugador basa su plan en sus fortalezas y debilidades.

Y sólo porque perdiste uno o dos golpes en el hoyo anterior no significa que debas abandonar tu plan. Sólo significa que fallaste como lo haría cualquier humano de vez en cuando. 

En cada ronda que jugas estás en la misma posición en la que él estaba antes de salir en el hoyo 17. Quizá no estés compitiendo por el saco verde o la inmortalidad, pero lo estás haciendo para lograr la mejor puntuación que puedas tirar. Y aunque Tiger tiene un mejor swing que el nuestro, tú no estarás jugando muchos hoyos tan difíciles como el 17 o 18 de Augusta National, pares 4 de 440 y 465 yardas respectivamente, con greens tan difíciles que conozco jugadores scratch que han celebrado tras salir de allí con dos putts.

¿Cuándo fue la última vez que hiciste un número grande y te paraste en el siguiente Tee de salida pensando que necesitabas un birdie o par para reponerte en el último hoyo?

No, el Jugador no está tratando de hacer par en el siguiente hoyo. Y no, tampoco está tratando de hacer birdie. Todo lo que él está intentando hacer es un plan para el hoyo y un plan para antes de cada golpe. Si la pelota termina en el hoyo en cuatro golpes en un par 4, ¡bien!, pero el objetivo del plan no es la puntuación, el objetivo debería ser jugar con el plan.

Jugá para tu plan, no juegues para tu score.

El Jugador  juega para su plan en cada golpe y termina haciendo buenos swings y puntuaciones bajas.

Vamos, ¡sé un Jugador!

Marc Solomon

Enviar por mail
Compartir en Facebook
Comentarios de los miembros
Atencion Para dejar un comentario es necesario estar registrado en SmartGolf.

Quiero registrarme

Ya estoy registrado, quiero iniciar mi sesión