SmartGolf
Cargando

Las 5 Claves del golf

El objetivo principal de este artículo es ayudarte a mejorar. Esto realmente es más sencillo de lo que creés, pero requiere un poco de esfuerzo y tiempo por tu parte. En primer lugar tenés que leer esta nota posteriormente marcarte unos objetivos y establecer acciones para llevarlos a cabo.

Compartir

Todos queremos mejorar nuestro juego.

Pienso que todos podemos sacar algo de tiempo de algún lugar para conseguir este objetivo. La vida de hoy en día nos exige mucho tiempo; Familia, trabajo y otras actividades nos ponen presión, pero la adicción y calidad del golf, ya sea el campeonato, la diversión de los partidos, estar al aire libre, o simplemente estar con los amigos, debería ser razón suficiente para conseguir un rato para mejorar nuestro juego y sentirnos mejor con nosotros mismos. El principal oponente que encuentra un jugador de golf es aquel jugador que mejora su handicap. Entonces, ¿por qué no jugar contra nosotros mismos?

¿Cómo podemos mejorar? Recapacitá sobre esto y seguro que surgen dos claras ideas: Jugar y Practicar. Por eso a continuación te mostramos cinco formas de mejorar tu juego.

1. Practicar
2. Jugar
3. Recibir instrucciones de un profesional
4. Actitud positiva
5. Correcta medición y equipo de calidad

- Practicar

Pegar unas pelotas y hacer algunos putts antes de jugar, no es practicar (calentar). Seguro que cada golpe que pegues jugando al golf tiene un valor, pero el entrenamiento que ofrece mejora es aquel que comienza con uno o dos objetivos claros y un plan para llevarlos a cabo. Estos objetivos se tienen que llevar a cabo en varias sesiones. Ir a la cancha de practicas y pegar 60 o 100 pelotas con el driver posiblemente sea un entrenamiento planeado, pero lo más probable es que no haga que nuestro score mejore.

Ahora te detallo un tipo de entrenamiento adecuado:

. Verificá qué golpe necesitas mejorar o corregir. Ejemplo, hacer slice o hook, jugar la pelota muy alta o baja. Muchos putts o piching malo etc.

. Elegí 1, 2 o 3 de tus problemas para cada una de tus sesiones de práctica y ponelos como objetivo a mejorar. Recordá: practicar los fallos hará que tengas más confianza con esos golpes en el campo.

. No pegues pelotas y pelotas todas seguidas en el campo de prácticas. Tomate tu tiempo, al igual que lo harías en el campo, con la misma rutina. En cada golpe retirate a la pelota, comprobá tu stance, verificá tu grip y comprobá el objetivo (orden, colocación, palo grip y cuerpo).

. Tratá de utilizar Siempre una selección de palos que cubra todos los tipos de golpe en cada sesión de entrenamiento (Jugar el Driver, madera, hierro largo, hierro corto, wedge y putter). Esto se aproxima al máximo a lo que utilizarás en un recorrido. Tampoco le recomiendo cambiar de palo en cada pelota, sino tener un seguimiento, practicar más el palo con el que tengamos más problemas sin olvidar el resto.

. Antes de empezar a jugar, precalentá y hacé estiramientos. Agarrá un palo de entrenamiento con peso extra o dos palos al mismo tiempo y realizá unos cuantos swings suavemente. Realizá estiramientos de espalda doblándote hasta tocar los pies, esto estirará los músculos de la zona baja de su espalda.

. Un hierro perfecto para empezar es un hierro 8 con ¾ de swing. Poco a poco, y conforme vamos tomando ritmo, alargamos el swing. Ahora pasá a un wedge y comenzá el entrenamiento con los palos elegidos.

. Controla el tiempo que dedicás a la cancha de prácticas y al putting green. El golpe corto como wedge, chipping y putt deben cubrir en torno a un 55% del tiempo, ya que en el campo cubren esa proporción de golpes. Esta es la mejor forma para practicar y mejorar tus resultados.

. Prácticas con el putter: Tener un partido con otra persona ayuda a mantener la concentración y exigirnos en cada momento un poco más. Aprendemos a jugar con presión. Otro entrenamiento, colocá una pelota a una distancia de 50cm y embocá; pasá a 1m y lo mismo. Si no lo haces, repetí el golpe hasta llegar a 3, 4 metros, vos pones el límite. Si querés entrenar a lo largo del putting green lo podés hacer pero mantené la concentración. En el golpe del putt, más que en otro golpe, es imprescindible la observación y la concentración.

. Sand wedge y bunker: la mayoría de la gente se autoengaña con este entrenamiento, colocando las pelotas de prácticas encima de la arena perfectamente colocadas. La recomendación es que lances 10/15 pelotas al aire y las juegues desde el mismo sitio donde caigan. Golpeá la pelota dos centímetros detrás y dejá pasar las manos.

- Jugar

Esto es en lo que se basa este deporte, estar al aire libre en un campo de golf relajado y disfrutando del juego. Es imprescindible salir al campo para seguir mejorando. Mentalmente y mecánicamente es la prueba de fuego para demostrar la habilidad de cada uno, cuando solo tenemos una oportunidad. Para la fase de entrenamiento la recomendación es pegar dos pelotas. Es decir, jugar siempre dos pelotas desde la mejor posición, esto hará que tengamos mayor diversión al estar jugando solos, mayor entrenamiento al jugar el doble de golpes y además nos va a mostrar cuál sería nuestro resultado si consiguiéramos mejorar la concentración en muchos momentos. Este es nuestro potencial, el resultado será muy inferior al obtenido habitualmente, pero será un resultado real y posible de obtener en el futuro eliminando los malos golpes siguiendo los pasos (Practicar, Jugar, Recibir clases, Mejorar la actitud y Unos palos adecuados).

- Instrucciones de un profesional

Tu compañero de juego, marido, mujer, amigo… no son profesionales del golf. Con la mejor intención te indican cual es tu error y cómo corregirlo. En algunos casos pueden estar en lo cierto, pero en otras ocasiones no, y aquí el problema.

Un profesional puede analizar tu swing y sabrá indicarte como trabajar para mejorar tu técnica, identificando el problema desde el inicio.

Recordá que antes de empezar a trabajar con el profesor es recomendable practicar 10 minutos antes para que el aprovechamiento del tiempo sea mejor. Hacé un planning con su profesor para practicar con todos los palos, incluido el putter.

- Actitud Positiva

Un punto de vista positivo de tu juego y del deporte en general te ayudará a jugar mejor y a pasar un buen rato en el campo. Un claro ejemplo son los profesionales de los circuitos, siempre con actitud positiva y ganas de superación, creando en cada golpe un “momento”.

El poder de la mente es sorprendente. Claro ejemplo es empezar pegando malos golpes y estropear los primeros nueve hoyos, y sin embargo, en los nueve restantes superarnos y mejorar notablemente. ¿Por qué en los nueve siguientes y no directamente después de fallar los golpes? Es sencillo, nuestra mente tiene en la cabeza que es otra vuelta, otro ciclo. Es positivo, pero mejorable.

- Equipo adecuado

Disponer de un material adecuado y adaptado a las características de un jugador es fundamental.

Por Andres Erburu
Enviar por mail
Compartir en Facebook
Comentarios de los miembros
Atencion Para dejar un comentario es necesario estar registrado en SmartGolf.

Quiero registrarme

Ya estoy registrado, quiero iniciar mi sesión