SmartGolf
Cargando
Nota de Golf

Concéntrate y anda...

Entendemos por concentración la capacidad mental para mantener fijos nuestros sentidos en una situación en particular

Compartir

Te habrá pasado alguna vez: realizás un recorrido impecable y al llegar al hoyo 15 todo se desmorona, jugando los tres últimos hoyos de manera penosa; o habrás visto cómo alguno de tus ídolos de golf echa por la borda un torneo casi ganado por jugar mal un último hoyo… Pues bien, echale la culpa a la concentración.

Según los expertos, la concentración funciona en forma de picos: así lo habitual es que al principio del juego la concentración sea baja, yendo en aumento a medida que avanzamos en el recorrido; alcanzará su punto máximo a mediados del juego (allá por el hoyo 8 ó 9), para después descender en picada. ¿Cómo se plasma esto en el juego? Simple: al principio jugaremos los primeros hoyos de manera casi automática, sin preocuparnos demasiado por lo que estamos haciendo; poco a poco nos metemos más en el papel y nuestro juego mejora, pero pasados los nueve primeros hoyos el cansancio a veces el cansancio hace mecha en nosotros, en nuestro juego y en nuestra capacidad de concentración; el resultado: un final de recorrido lamentable.

Pues bien, si queremos obtener buenos resultados resulta imprescindible que seamos capaces de minimizar estas “curvas” de concentración, tratando de que se conviertan en una “línea recta”; o lo que es lo mismo: mantener un grado de concentración constante.

A continuación te brindamos una serie de consejos para conseguir mantener un grado correcto de concentración a lo largo de todo un recorrido:

- En los primeros hoyos: procura comenzar con el proceso de concentración unos 15 minutos antes de ponerte a jugar: pisa antes el campo e intentá dar algunos tiros de forma tranquila, analizar el estado del día y del lugar… Por sobre todo, afrontar el juego con calma.

- Mientras jugás: debes intentar mantener un grado de concentración constante, para lo cual lo más recomendable es intentar conseguir un ritmo de juego regular.

Muchos entrenadores afirman que la mejor manera de mantener la concentración es estableciendo una clara y sencilla rutina de golpe. Así realizarás los mismos pasos cada vez que vayas a golpear la pelota y eso te ayudará a concentrarte en lo que tiene que hacer en cada momento, puesto que una acción seguirá a la otra.

- Mantené la concentración por medio de la tranquilidad: si sos capaz de mantener la composturay concentración después de dar varios golpes malos, contotal seguridad no realizarás tantos.

Tratá también de no emocionarte demasiado con un birdie, cualquier exceso ya sea por malo o por bueno, resultará contraproducente para tu concentración.

Mantener la tranquilidad es fundamental, por lo que deberás buscar una fórmula que te permita permanecer tranquilo incluso en la peor situación: probá por ejemplo caminar e incluso respirar algo más despacio en las situaciones potencialmente estresantes.

- Conservar el grado de tensión óptimo: este es uno de los principales consejos que se pueden dar. Mantener un grado de tensión óptimo significa no relajarnos, pero tampoco llevar al campo una tensión excesiva con la que sólo conseguiremos distorsionar nuestros golpes.

- Cuando te encuentres en los hoyos 17 ó 18 (u 8 ó 9 en su caso) procurá aumentar tu concentración en las salidas. Es normal que el cansancio aparezca y eso influirá muy negativamente en tu concentración.

Enviar por mail
Compartir en Facebook
Comentarios de los miembros
Atencion Para dejar un comentario es necesario estar registrado en SmartGolf.

Quiero registrarme

Ya estoy registrado, quiero iniciar mi sesión